Skip navigation

Category Archives: Dioses cosmogónicos

En ésta categoría encontraras los Dioses Cosmogónicos de la mitología Griega


    Para los griegos, Ares representa el vigor y la violencia en las batallas y en los enfrentamientos entre los hombres, por lo que es uno de los Dioses de la guerra. Hijo de Zeus y de Hera, heredó de su madre el carácter violento que provocaba el rechazo no solo de los mortales, sino de los mismos dioses. Es por eso que a Ares no se le rindió un culto especial y ninguna ciudad griega lo acogió como su patrñon o su protector. Se decía que el residía en la Tracia y fue allí donde se le reconocía como una importante deidad. Después fue incorporado al panteón griego, con lo que pasó a ser parte de los dioses del olimpo. Gera hizo educar a su hijo por el titán Príapo. Así como en la Traciase formaban las tormentas del invierno para pasar después al sur, con frecuencia Ares era comparado con la tormenta, cuando él irrumpía en los campos de batalla y el cielo y la tierra retumbaban con el estruendo de sus armas. En la imaginación de los mortales, Ares era un guerrero enorme y monstruoso que a su paso sembraba la muerte, bien arrojando fuego por el pecho, o bien montadoen su cuadriga tirada por caballos de oro, que conducía su hermano Belona, acompañado por sus dos hijos, Deimos y Fobos. Al contrario de Atenea, que tenía un gran conocimiento de las artes de la guerra, a Ares le gustaba el derramamiento de sangre y de los enfrentamientos brutales. Pero durante la guerra de troya, en su intento por ayudar a los troyanos, fue seriamente herido por Atenea, lo cuál era una demostración de que la técnica podía vencer a las fuerzas desatadas de la violencia.

    Ares tuvo inumerables hijos, frutos de sus uniones carnales, la mayoría de los cuales fueron después reyes crueles, violentos y severos. De su unión con la ninfa Cirena, tuvo a Diomedes de Tracia, quién tenía cuatro yeguas que arrojaban fuego por la boca y devoraban a los extranjeros. Con Arquina, hija de Asopo, tuvo a Enómano, rey de Pisa. Un dragón hijo de Ares y Afrodita, que sembraba la destrucción en Tebas, y que fué muerto por Cadmo. Otro hijo suyo y de Pirena fue Cicno, que se instalo en el santuario de Apolo, profanándolo con sus armas. Tras una lucha terrible. Hércules le dio muerte, y entonces Ares lo trasformo en Cisne. Flegias, también hijo de Ares y de Dotis, quizo quemar el templo de Apolo, pero el Dios de la luz lo mató con sus flechas. Y pensitelea, reina de las amazonas, que acudió en socorro de troya y murió a manos de Aquiles, y Alcipa, quién nació en Aglauro en Atenas.

    De acuerdo con la tradició, Halirrotio, Hijo de Poseidon, trató de violar a Alcipa, pero Ares lo mató. Poseidón pidió que juzgarán al asesino y por primera vez se reunieron los doce dioses para dictaminar el caso de asesinato. Ares fué juzgado y se defendió con tanta habilidad que fué absuelto en una elevación rocosa al occidente de la acrópolis, misma que luego fué llamada Areópago (Roca de Ares), y desde entonces se constituyó como el famoso tribunal ateniense. De la unión de Ares con afrodita nacieron Eros, Harmonía, Deimos (Miedo), y fobos (Terror). El hecho de que Harmonía se presente como hija de Afrodita y el Dios de la guerra, significa el establecimiento del equilibrio, mediante la unión de fuerzas contrarias. Así Harmonía, que mas tarde fué esposa del rey Tebas, Cadmo, donó al mundo su escencia, producto de la violencia de Ares y la paz y ternura de Afrodita. Pro dos de los hijos de la pareja divina heredaron las cualidades del padre y se convirtieron en fieles seguidores suyos: Deimos y Fobos. En el séquito del Diosse encuentran también Eride, personificación de la discordia y hermana de Ares Belona, también hermana del dios, quien se encargaba de uncir el caballo de Ares, cuando éste acudía a las guerras.

Anuncios

    El más importante d elos Dioses del olimpo; era hijo de Rea y Cronos, el cruél titán que devoraba a sus hijos según iba naciendo, en conveniencia con su hermano mayor, quién le iba cedido el imperio con la condición de que matara a todos sus hijos, temerosos de que ellos le arrebataran el poder. Había ya devorado a Hestia, a Démeter, a Hera, a Plutón y a Poseidón, pero Zeus logó escapar con bien de esta calamidad debido a la estratagema de su madre, que entregó a Cronos una piedra envuleta en pañales para que la devorara, escondiendo a Zeus en Creta, en una cueva del monte Egeo, donde lo cuidaron los cureto, que danzaban alrededor de la cueva para que no se escuchara el llanto del niño. Cuando Zeus hubo crecido, luchó contra Cronos, a quién venció y desterró a Italia, donde murió. Luego de liberar a sus hermanos luchó contra los titanes, y ésta guerra duró diez años pues ellos no querian reconocerlo como el Dios supremo.

    Después de la victoria, lograda en Tartesio, Zeus hubo de enfrentarse a los terribles gigantes, hijos del cielo y de la tierra, a quienes también venció con la ayuda de las Moiras y de muchos otros Dioses y heroes, entre ellos Heracles.    Pero Zeus tuvo que enfrentar una nueva prueba, ya que tifón el monstruo hijo de tartaro y de Gea, quiso destruir el mundo. Cuando Zeus trató de impedirlo, Tifón lo arrojó inconciente en un precipicio, por lo que preciso ayuda de Hermes y de Pan, para que recuperase el sentido y pudiera acabar con el terrible monstruo.

    Después de todas esas hazañas visctoriosas, Zeus fue reconocido justamente como el dignatario más poderoso del universo, si bien, su poder tenía ciertos límites. Su función primordial era la de coordinar las acciones de los demás Dioses, vigilando e incluso limitando sus poderes. Zeus era el encargado de poner el órden, tanto en la esfera humana como en la divina. También era el protector de todas las ciudades griegas. Zeus era reconocido como el padre de los Dioses, pero tambiéen de los hombres, y gobernaba el mundo desde su sede el olimpo. De él procedía la luz celeste y regulaba los fenómenos atmosfericos. El mandaba a los vientos, a las nubes y a los rayos, a la lluvia y a los relámpagos. Por eso, los simbolos que lo representan son el rayo, el relámpago y el trueno, obsequio de los cíclopes. Aunque también se le representa como un águila, el ave que alcanz ala mayor altura en los vuelos.

    Es por ello que los griegos lo adoraban, especialmente en las cimas de las montañas, donde la tierra parece fundirse con el cielo. Los fenómenos atmosféricos que Zeus controlaba eran para los hombres señales divinas, con referencias y significación para el futuro. Uno de los oráculos mas importantes en Grecia era el de Dodona, consagrado a Zeus. Por todo lo anterior, Zeus era el Dios dominante de la tierra, pués con su lluvia producía la fertilización de los campos. Además del cielo y de la tierra, Zeus protegía las casas de los hombres, y a ello se debía que en los hogareshubiera siempre un altarconsagrado a él. Asimismo, era el protector de la paz familiar y de los bienes de la casa, así como la armonía de la pareja y de la familia. Cuidaba de igual modo la amistad entre los hombres y ofrecía ayuda a quien tuviera necesidad de ella y la mereciera, especialemnte a los peregrinos. Zeus, era muy estricto en sus deberes, vigilaba que se cumplieran los juramentos humanos y administraba justicia en el caso de que dichos juramentos fueran violados; en tales casos, los castios que imponía eran severos; pero podía perdonar algunos errores cuando los mortales daban muestra de arrepentimiento.

    Los juegos olímpicos eran consagradosa Zeus, y se sacrificaban en su honor cabras, corderos, y ocasionalmente toros blancos. Pero jamás se inmolaron seres humanos en su honor. Los árboles dedicados a su culto eran el olivo y la encina. Se le representaba con barba, y sentado en un trono, sosteniendo el rayo, y con el águila en sus pies. Son incontables los mitos que se vinculan con Zeus, y muy conocidas las leyendas y narraciones sobre sus amores, como fruto de los cuales se engrendraron todos los elementos de la naturaleza, además de todas las leyes físicas y las fuerzas del espiritú. Zeus se unió con Metis, personificación de la sabiduría y la paciencia, de cuya unión nació Atenea. Después se unió con Temis, símbolos de la ley y el órden moral, de ellos nacieron las Horas, es decir, las estaciones del año, y las Moiras, que determinan la suerte de todos los humanos.  De la unión de Zeus con Mnemosina nacieron las nueve musas, fuente de toda inspiración artística. De su enlace con Démeter, Diosa de la tierra, nació Persefone, símbolo de la fertilidad de la tierra. Con Latona tuvo a Apolo y Artemisa, es decir, los rayos del sol y de la luna, en tanto con Eurínome, tuvo a las Cárites, dando de este modo a los mortales, la belleza de la vida. Zeus además se unió con numerosas ninfas y heroínas. Hijo Suyo y de Pira es ¨Helen¨, padre de los ¨Helenos¨ o griegos; con Teigete tuvo a Lacedemón, padre de los Lacedemonios. Con Niove a Argos (los argivos); con Tía a Macedón (macedonios), y con Ida tuvo a Cres, patriarca de los Cretenses. La creación de estos mitos, se debe al deseo de los aristócratas de la antiguedad de vincular su origen con el principal de los Dioses. Zeus engañaba a su esposa Hera, con su propia hermana, con quién se había casado siguiendo los pasos de su padre, que lo había hecho con su hermana Rea, y de Urano, el Abuelo de Zeus, casado con su hermana Titea.

    Zeus reccuría a curiosos trucos para acceder a sus amantes. A Europa se le presentó bajo la fomra de un toro, a Leda como a un Cisne, a Dánae en forma de lluvía aurífera y a Antíope como un sátiro. Y una vez se enamoro de un Mancebo, Ganímedes, a quién rapto, transformandolo en águila, y lo envío al Olimpo, donde lo nombro escanciador en sus reuniones.  Ante tantas infidelidades, Hera, dominada por los celos, intentaba por todos los medios impedir sus encuentros secretos e ideaba crueles venganzas. Pero el gran Zeus, a pesar de ser regente del universo, no podía oponerse a las Moiras, divinidades del destino, que presidían la vida y la muerte. Las Moiras eran tres hermanas: Clotis, Lachessis y Atropos, ellas llamaron a Zeus para que ofreciera a la humanidad los frutos de sus amores.